Herramientas para una instalación eléctrica

Para llevar a cabo una instalación eléctrica desde el principio o para mantener o mejorar una ya existente, tanto los profesionales electricistas en Rivas como los particulares que quieran llevarla a cabo, necesitan contar con unas herramientas básicas con las que poder realizar las tareas que se vayan presentando.

Lo más importante a la hora de trabajar con electricidad es la seguridad por eso antes de empezar hay que desconectar el interruptor que corresponda de la zona en la que se va a trabajar o el general. Las herramientas que se vayan a usar tienen que estar en buen estado y se debe usar ropa adecuada y otros elementos de seguridad si son necesarios como gafas o guantes.

En la caja de herramientas siempre debe haber unos alicantes que pueden ser de corte, de pico, de boca redonda o combinado. Van a ayudar a cortar cables o alambres, doblarlos y sujetar piezas. También tiene que haber unos destornilladores tanto planos como de estrella para apretar y aflojar los tornillos de los enchufes, de las cajas, etc. Necesitaremos una regla, un metro y un nivel para no tener que trabajar dos veces o incluso para no desperdiciar material.

En cuanto a material específico se debe contar con un set de destornilladores tester o buscapolos para poder detectar una carga eléctrica gracias a la resistencia que tienen en su interior. Si se toca con la punta un cable y se presiona el botón a la vez, se detecta si por ese cable pasa corriente eléctrica o no.

Con un multímetro se pueden medir diferentes magnitudes eléctricas como la resistencia, la tensión y la intensidad eléctrica. Es muy útil para buscar errores y para el cálculo de los equipos que se necesitan en un circuito elécttrico.

Por otra parte está la lámpara led telescópica, una herramienta muy práctica gracias a su flexibilidad que nos permite iluminar esos espacios que no son demasiado accesibles. Otra herramienta muy útil es un pelacables, ya que ahorrará mucho esfuerzo. La tijera de electricista de acero inoxidable y de hoja muy afilada, permite cortar cables gruesos.

Por último la pinza amperimética, cuya función es muy parecida a la del multímetro, permitiendo medir tensiones, intensidades y resistencias en corriente alterna y en corriente continua para instalaciones de mayor tamaño. Es de mucha utilidad en los talleres mecánicos.